Cliente: Universitat Pompeu Fabra
Localización: Barcelona, Spain
Año: 2016
Superfície del Área: 150 m2
Diseño y Dirección Creativa: Ignasi Llauradó
Equipo: Egle Jonykaite, Anna Garreta
Fotografía: Xavi Torrent
Servicios: Interior Design, Product Design, User Wellness, Technology Integration, Branding & Graphic Design
Premios: German Design Awards 2018
Press clipping:
lavanguardia.com
eleconomista.es
architonic.com
aeccafe.com
descroll.com
archello.com

Diseñando el futuro de los espacios educativos.

deardesign ha liderado la transformación de dos clases tradicionales en dos espaxcios abiertos multifunción en la School of Management de la UPF (Universitat Pompeu Fabra) en Barcelona. Ello ha sido posible gracias a mobiliario dinámico modular y un compromiso con la tecnología, iluminación y acústica, dejando atrás las tradicionales filas de sillas y pupitres y tarima para el profesor.

El nuevo espacio ha sido concebido para cumplir los estándares de contacto y aprendizaje requeridos por el nuevo modelo educativo de la UPF, donde el estudiante desempeña el papel principal. Para involucrar a los estudiantes de manera activa y hacer que el aprendizaje se vuelva práctico, los nuevos espacios debían acogerse a los siguientes principios:

Confort

los espacios debían generar una sensación física y mental de confort y bienestar.

Estética

la satisfacción que incluye el reconocimiento de la simetría, armonía, simplicidad y aptitud para su uso.

Integración

equilibrio entre los recursos tecnológicos y educativos.

Re-utilización

la potencialidad de darle a un mismo espacio usos variados.

Gracias al mobiliario portátil, la clase se puede transformar en formatos múltiples: individual o presentaciones en grupo, tribunas para trabajar en equipo, trabajo individual y formatos simultáneos.

La iluminación y la acústica han sido tenidas en cuenta de manera especial, ayudando a minimizar el cansancio a la vista e insonorizando.

El patio exterior, anteriormente inutilizado, ha sido recuperado para convertirlo en una terraza donde los estudiantes y profesores pueden tomarse un descanso. Es posible organizar eventos inclusive. El porche se introduce en las clases a través de unos escalones que actúan como zona para tomar asiento cuando se realizan presentaciones exteriores.

El mobiliario ha sido creado empleando formas simples para encajar con todo el proyecto de diseño. El banco-pupitre puede combinarse para formar una mesa de equipo, puede emplearse como pupitre individual, o incluso ajustarse para trabajar en tribuna. Las luminarias han sido diseñadas con líneas simples, recordando así a un diseño clásico de la Bauhaus.

Gracias al diseño es posible alcanzar el objetivo de transformar la educación en un modelo inclusivo activo y donde la enseñanza práctica y la interacción de la gente son los protagonistas.