Cliente: Cook & Taste
Localización: Barcelona, Spain
Año: 2017
Superfície del Área: – m2
Diseño y Dirección Creativa: Ignasi Llauradó
Equipo: Adriana Camps, Anna Garreta
Fotografía: Xavi Torrent
Servicios: diseño interior, diseño de producto, bienestar del usuario

Cocina mediterránea entre amigos.

Cook and Taste fue el primer espacio culinario en el centro de Barcelona situado a escasos metros de la Plaça de Sant Jaume. En él, sus visitantes acuden a recibir lecciones de cocina de la mano de chefs profesionales y posteriormente pueden degustar los platos preparados.

COOK & TASTE, Barcelona

deardesign se encargó de elaborar un re-styling sobre el proyecto de diseño interior inicial. La idea principal que guió al nuevo diseño fue sacar más provecho de los espacios útiles otorgándole así un aire más acogedor transmitiendo la sensación de que uno es invitado a una casa y no a un espacio comercial donde aprender los secretos de la cocina local mediterránea de una forma distendida y relajada.

El visitante goza de una experiencia sensorial a través de la cocina creativa de Cook and Taste que posteriormente se eleva al momento de degustación en un ambiente cálido e íntimo.

El local, dividido en tres zonas separadas e identificables, debía plasmar una esencia mediterránea de manera palpable. Se trata de un lugar al que asisten muchos turistas para conocer y aprender a cocinar recetas locales. Por ello, el espacio debía respirar un aire de confort, transmitir la sensación de sentirse como en casa. A las sesiones de Cook and Taste suelen asistir grupos de amigos que, tras aprender a cocinar las recetas orientados por un profesional, tienen la oportunidad de poder sentarse a la mesa, disfrutar de las recetas cocinadas y alargar la velada de manera distendida y relajada como si estuvieran en su propia casa, ya que cada grupo de asistentes se sitúa en cocinas y comedores distintos.

Para lograr estos objetivos, se potenciaron los materiales existentes de las paredes mediante un tratamiento de la luz creando así un ambiente envolvente y más informal.

Se creó una estructura de madera para resaltar la zona y de la cual cuelga el sistema lineal de iluminación suspendida.

El mobiliario está pensado para adaptar el espacio a las capacidades y necesidades de cada momento y situación, pues se puede plegar y así liberar metros cuadrados de superficie para cuando hay menos asistentes.

De este mismo modo, el mobiliario está habilitado para poder tener la oficina y área de trabajo administrativo en la misma zona de la entrada.

En la puerta de cristal de la fachada se realizó una ilustración a cargo del artista Kike Torres con motivos mediterráneos que actúan como hilo conductor conectando con el diseño interior.

En el  comedor se instaló otra ilustración que además de decorar la pared plasma la esencia de la cocina mediterránea creativa del espacio que va un paso más allá de las recetas tradicionales.

Además, las lámparas han sido customizadas con elementos propios de la cocina como son platos y bandejas metálicas que actúan como pantallas de luz, llevando así la experiencia culinaria más allá del gusto y trasladándola hasta el diseño interior.

COOK & TASTE, Barcelona
COOK & TASTE, Barcelona